Edmond Borit fundó Sacromonte (Craft Wines & Landscape Hotel) en 2014. Su pasión por el vino proviene de su abuelo, cuyo nombre también era Edmond Borit, un viticultor francés de Genneton (Deux-Sèvres) y enólogo de Montpellier, que terminó mudándose de Francia a Perú a la edad de 30 años. Después de muchos años en la industria del vino en Ica, Perú, estableció su propia bodega “Viña Borit” y su viñedo llamado “Sacromonte”.

Edmond nació en Perú y, al igual que su abuelo, dejó su país de origen cuando tenía cerca de 30 años de edad, siguiendo una carrera de expatriado en una empresa multinacional dedicada a los aceites y grasas para la industria alimentaria. Después de vivir en São Paulo durante cuatro años, llegó con su familia a Uruguay en 2008 y ahí se estableció. Siendo vicepresidente para Sudamérica por algunos años y cumpliendo 45 años, cansado de viajar más de 130 días al año y de pasar gran parte de su tiempo en aeropuertos, aviones y hoteles, abandonó su trabajo y decidió pasar más tiempo con su numerosa familia y perseguir el sueño de su vida de hacer vino y hospedar invitados, retomando así una tradición familiar que se inició en Francia hace más de un siglo. Es así como se inicia Sacromonte en Uruguay.

Al cabo de algunos años de desarrollo del proyecto, se unen como socios de Edmond en Sacromonte su hermano mellizo François Borit y sus amigos de la infancia los hermanos Manuel y Mario Villavisencio.

Sacromonte es una invitación a contemplar un paisaje deslumbrante, a dejarse abrazar por la naturaleza y a conocer el monte indígena uruguayo en su estado más puro. Sacromonte es vino, viñedos, paisaje, arquitectura y sustentabilidad, engranado todo en perfecta sincronía. Sacromonte es, en resumen, una invitación a vivir sensaciones en un entorno natural y remoto, donde la sofisticación y lo rudimentario conviven en armonía en cada detalle.

Comments are closed.